Voluntariado senior #MayoresMaestros: 900 personas mayores fomentando el envejecimiento activo

¡Y comienza la vuelta al cole! En octubre damos el pistoletazo de salida al nuevo curso de #MayoresMaestros, contando con la participación de 979 voluntarixs que desarrollarán su labor en los Centros de Mayores de la Comunidad de Madrid.

Activ@s y empoderad@s

El curso 2018/2019 del programa de voluntariado senior #MayoresMaestros contará con la participación de un millar de voluntarixs de Los Argonautas, los cuales impartirán más de 150 talleres y actividades diferentes en los centros gestionados por la Agencia Madrileña de Atención Social.

Esta edición beneficiará a más de 15.000 usuarixs de los que acuden periódicamente a los Centros de Mayores. De este modo, voluntarixs con una edad media de 75 años transmitirán sus conocimientos a otras personas mayores que quieran mantenerse activas, fomentando la participación comunitaria y previniendo la soledad.

Como hemos subrayado en otras ocasiones, el objetivo principal del programa #MayoresMaestros es el de utilizar la cultura para mejorar la calidad de vida de las personas mayores a través del envejecimiento activo, la creación de lazos sociales y el retraso de la dependencia. Los beneficios de #MayoresMaestros no sólo se reflejan en el enriquecimiento personal de la persona mayor, sino también en su entorno social, ya que tanto voluntarixs como beneficiarixs se convierten en ejemplos de lucha contra estereotipos edadistas.

Voluntariado senior #MayoresMaestros

El voluntariado senior: clave de empoderamiento

Asimismo, el programa hace uso del voluntariado senior como herramienta para empoderar a lxs participantes. Más del 85% de lxs voluntarixs que forman parte de #MayoresMaestros consideran que el programa les ayuda a sentirse útiles, mantenerse activos y enriquecerse como personas. Así lo reflejan los más de 200 voluntarios de #MayoresMaestros que superan los 80 años de edad, sumando un 24% del total de participantes.

En resumen, #MayoresMaestros es un programa que fomenta la dignidad personal tanto de usuarixs como de beneficiarixs. Ejemplo de ello son testimonios como el de una voluntaria del Centro de Tres Cantos, para quien participar en el programa ha supuesto «comprender mejor nuestra realidad» y su relación con las beneficiarias «nos ha ayudado a todas a incrementar la autoestima y establecer relaciones profundas y duraderas».